Discursos y proclamas by Simon Bolivar

By Simon Bolivar

Show description

Read or Download Discursos y proclamas PDF

Similar no-ficcion books

Guarijío de Arechuyvo, Chihuahua

El guarijío pertenece a los angeles rama tarachita de los angeles familia yutonahua. Su compilador ha dedicado más de veinticinco años al trabajo de campo y estudios comparativos de esa familia. Este estudio resulta importante porque trata de una lengua estrechamente emparentada con otra sobre los angeles que mucho se ha publicado: el tarahumara.

Vivation - La ciencia de gozar toda tu vida

"Vivation, los angeles ciencia de gozar de toda tu vida", es un verdadero clásico de los angeles literatura de autoayuda traducido a siete idiomas, que te proporcionará los conocimientos esenciales para: *mejorar tu vida amorosa *aumentar tu creatividad y tus ingresos *resolver los traumas infantiles *desarrollar el pensamiento positivo y el poder psychological *aliviar el dolor físico *descubrir tu propia personalidad Todo ello sin necesidad de maestros ni terapeutas, suavemente, sin peligros y de un modo placentero e inspirador.

Aclaraciones a la Ética del Discurso, 2000

Habermas sigue desarrollando en esta obra su análisis del «actuar comunicativo». El trasfondo de los angeles discusión está formado sobre todo por objeciones contra nociones universalistas de ethical que se remontan a Aristóteles, a Hegel y al contextualismo contemporáneo. Yendo más allá de los angeles estéril contraposición entre un universalismo abstracto y un relativismo que se contradice a sí mismo, el autor intenta defender los angeles primacía de lo justo entendido deontológicamente sobre lo bueno.

Extra resources for Discursos y proclamas

Example text

Luego que la demencia o la cobardía os entregaron a los tiranos, traté de alejarme de este país desgraciado. Yo vi al pérfido que os atraía a sus lazos para dejaros prendidos en las cadenas. Fui testigo de los primeros sacrificios que dieron el alarma general. En mi indignación resolví perecer antes de despecho o de miseria en el último rincón del globo, que presenciar las violencias del déspota. Huí de la tiranía, no para ir a salvar mi vida, ni esconderla en la obscuridad, sino para exponerla en el campo de batalla, en busca de la gloria y de la libertad.

Cinco días marcados con victorias consecutivas terminaron la guerra, y la provincia de Santa Marta fue ocupada después sin obstáculo alguno. Tan felices sucesos me hicieron obtener del gobierno de la Nueva Granada el mando de una expedición contra la provincia de Cúcuta y Pamplona. Nada pudo detener allí el ímpetu de los soldados que mandaba. Vencieron y despedazaron a los enemigos en dondequiera que los encontraban, y esta provincia fue libertada. En medio de estos triunfos, ansiaba sólo por aquellos que debieran dar la libertad a Venezuela, constante mira de todos mis conatos.

Rosamel iba enviado por el gobierno borbónico, legitimista y amenazador de Francia, miembro de la Santa Alianza, con mensajes poco amistosos. Se temía una guerra con Francia, amiga y aun protectora entonces de Fernando VII. Bolívar recibió al almirante legitimista y, para molestarlo, hizo la apología de Napoleón. El almirante respondió algo. Bolívar lo apabulló con dos palabras. Después de referir la entrevista, resume, en 1877, el almirante danés, oficial en 1825 de la marina francesa: “Jamás había visto yo la superioridad de la fuerza intelectual manifestarse tan visiblemente como en aquel célebre encuentro”19.

Download PDF sample

Rated 4.04 of 5 – based on 15 votes